martes, 24 de marzo de 2009

Carta a la Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía

A la atención de la Sra. Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía:

Los abajo firmantes, en nombre propio, del colectivo que representamos y de los que se han adherido, manifestamos nuestra total repulsa por la construcción de un edificio destinado a bodega, en terrenos aledaños al yacimiento arqueológico de Acinipo, que afecta directamente a los valores paisajísticos de Bien de Interés Cultural, contraviniendo los criterios del Convenio Europeo del Paisaje, ratificado por el Gobierno de España, y está situado en el entorno del yacimiento, impidiendo su adecuada contemplación. Por todo ello, se solicita a esa Consejería de Cultura la paralización total de la construcción y la demolición de lo construido, que podría constituir una falta muy grave contra el patrimonio histórico y un daño irreversible a los valores del yacimiento de Acinipo.

Agradeciéndole su interés y esperando de usted como Consejera, sea garante del futuro de la riqueza arqueológica y paisajística de Acinipo, le saludamos muy cordialmente.
Atentamente.

Fdo.:
Emiliano Aguirre Enrriquez, Museo Nacional de Ciencias Naturales, C.S.I.C. Dpto. de Paleontología, Codirector del Proyecto de Investigación Arqueológica y Paleontológica de la Sierra de Atapuerca (Burgos). Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1997. Miembro de Honor de la Real Academia de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, con D.N.I. ##.###.### X
Francisco Giles Pacheco, arqueólogo, con DNI ##.###.### X
Antonio Santiago Pérez, arqueólogo, con DNI ##.###.### X
Ángel Martínez García, empresario, con DNI ##.###.### X

En nombre propio y representación de:

SPQR-Acinipiense Asoc. para la Defensa del Patrimonio histórico
Grupo Andaluz de Cuaternario AEQUA
Aljibe
Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas
Baetica Nostra
Cilniana- Defensa del Patrimonio (Málaga)
Colectivo cultural Giner de los Ríos (Ronda)
Cortijo El Tejar- Montecorto
Espeleoclub Karst
Federación Andaluza de Espeleología
GIEX - Grupo Investigaciones Espeleológicas de Jerez
La Serranía natural
Museo Arqueológico Municipal de El Puerto de Santa María
Museo histórico de Villamartin
Observatorio Andaluz para la Economía de la Cultura y el Desarrollo
Posada del Fresno
The Gibraltar Museum
C.D. Espeleo-Montejaque
Asociación Cultural Valle del Guadiaro

Fdo.: Francisco Giles Pacheco
Presidente de la Asociación para la Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Histórico de la Serranía de Ronda y Sierra de Grazalema
C/ Lebrillo, 43
11.500 El Puerto de Santa María (Cádiz)

El Puerto de Santa María 24 de Marzo de 2009

(enviado por burofax)

domingo, 22 de marzo de 2009

Fallece en Ronda el escritor Alastair Boyd

El próximo jueves, dia 26 a las siete de la tarde habrá un acto de homenaje. Reproduzco aquí la nota que nos ha remitido José Manuel Dorado:


Fallece en Ronda el escritor Alastair Boyd, defensor de los valores naturales de la Serranía y último viajero romántico


José Manuel Dorado / Editorial La Serranía / 21-3-2009


Ayer recibí una llamada de James, hijo de Alastair Boyd. Se me hizo un gran nudo en la garganta y me invadió una profunda rabia y tristeza al saber que su padre había fallecido. Moría un hombre bueno, luchador y defensor a ultranza de lo más sagrado que tiene la Serranía de Ronda: su medio natural. Alastair Boyd había luchado durante años por la depuración y la recuperación de los ríos Guadalevín y Guadiaro, llevando esa lucha a las instituciones europeas donde su voz tenía cierto peso. Luchó también por defender los valores naturales de la Serranía en el turbio tema de Merinos, siendo una de las víctimas con la que más se ensañaron unos promotores inmobiliarios sin escrúpulos que lo acosaron e intimidaron hasta el punto de exigirle en los tribunales 22 millones de euros por sus declaraciones en la prensa inglesa. Esa lucha en los tribunales le dio finalmente la razón a Alastair, como no podía ser de otra manera, pero mientras tanto, su salud se vio seriamente afectada.


Ese golpe le sobrevino hace un par de años, cuando Alastair Boyd contaba con 79, y significó un mazazo para él y para su salud. Por aquella época, y con el empujón definitivo de Juan Terroba, otro defensor incansable de los valores naturales de esta bendita tierra, que nos habló de lo mal que lo estaba pasando Alastair, publicamos su primer libro en castellano, De Ronda a las Alpujarras. Viajes a caballo en los sesenta por el sur de España, que era la traducción y adaptación al castellano de su ya clásico The Road from Ronda. Travels with a horse through southern Spain publicado por Collins en 1969. Aquel libro se presentó en abril de 2007 en el Círculo de Artistas de Ronda, del que era socio. La presentación del libro reunió a un importante número de amigos del escritor, así como de personas vinculadas a la cultura y a la defensa del medio ambiente; aquel acto sirvió de excusa para rendir un homenaje a Alastair Boyd por parte de todos los amigos que lo queríamos y fue un soplo de aliento en aquellos momentos tan duros que estaba pasando por el acoso de los promotores de Merinos.


En este libro, Mister Boyd, que era como todos conocíamos a Alastair, hacía una descripción asombrosa sobre la Ronda de los años 60, una radiografía perfecta de la sociedad de esta ciudad, según me confirmaron muchos de los que vivieron en Ronda en aquella época, aunque algunas esferas de poder no salieran muy bien paradas. Como su mismo autor nos contaba, este libro nos sumerge en la Andalucía de vísperas de la revolución del consumismo. Los viajes narrados se llevaron a cabo entre los años 1965 y 1967 y todos ellos fueron realizados a caballo. La carencia casi absoluta de desarrollo en el interior del país garantizó la conservación de la mayoría de las cañadas reales, los antiguos caminos de ganaderos y arrieros. Apenas existía el alambrado de terrenos privados y con frecuencia se podía cabalgar un día entero sin apenas tocar una carretera asfaltada. Sin embargo, aquellos fueron los últimos años en que se podía viajar de este modo en la confianza de que se encontraría posada y forraje para los animales en cualquier pueblo donde se pernoctara. Cambios inmensos se vislumbraban, pues la mayoría de esas primitivas hospederías con sus amplias cuadras estaban a punto de cerrar sus puertas para siempre. Podríamos decir que Alastair Boyd ha sido el último viajero romántico de la Serranía de Ronda y, posiblemente, de Andalucía. Llegó a tener amistad con Gerald Brenan y se podría afirmar que Boyd ha sido para la Serranía de Ronda lo que Brenan para las Alpujarras.
Fue una época también en la que el turismo iba en aumento, aunque se limitaba casi exclusivamente a las ciudades monumentales y a las costas. La Costa del Sol comenzaba a extenderse desde la playa hacia las faldas de las sierras, pero Marbella conservaba todavía las características de un pueblo español con cierto encanto.
Ronda, con sus dos estrellas en la guía Michelín, siempre había atraído a cierta clase de turista, sobre todo gente seria que llegaba en tren o en coche propio, por lo general provista de la clásica guía y libros sobre botánica de la región o la arquitectura árabe. Los autocares de los turoperadores no se habían asomado todavía; la entonces peligrosa carretera que une Ronda con San Pedro de Alcántara servía de protección contra la invasión del turismo transitorio de un día.
Los residentes extranjeros eran escasos y estaban muy esparcidos. El autor conocía a todos los que vivían en un radio de treinta kilómetros alrededor de Ronda. En su viaje desde Ronda a tierras de Almería y Granada se encontró a un solo extranjero en todo un mes. En aquel entonces existía cierta competencia entre los que viajaban en busca de la vieja España, pues todos se sentían exploradores y cada uno quería descubrir el tesoro por su propia cuenta.
Nos encontrábamos, sin duda, ante una obra maestra de la literatura de viajes que había esperado 40 años para ver la luz en castellano y que nos muestra cómo era el sur de España hace 40 años, cuando aún se podía atravesar toda Andalucía sin pisar asfalto y sin encontrar alambradas durante días.
Alastair Boyd nació en 1927. Fue educado en varios colegios privados y luego en el King´s College de Cambridge. Tras servir en la Guardia Real Británica, trabajó en el sector financiero de la ciudad de Londres, un empleo para el que se consideraba poco apto.
En 1957 llegó a Ronda, donde fundó y dirigió una escuela de idiomas junto a su primera mujer, Diana Mary Gison, en la Casa de Mondragón. Disponían de dos caballos con los cuales exploraron gran parte de la Serranía y sus pueblos.
En 1966, en compañía de un amigo español, realizaron el viaje a caballo que relata la obra de la que hemos hablado: desde Ronda a Almería, atravesando las Alpujarras y regresando por Granada.
Tras la muerte de su padre en 1975, Boyd heredó el título nobiliario de Lord Kilmarnock, y serviría durante más de 20 años en la Cámara de los Lores del Parlamento Británico, primero como portavoz del Partido Socialdemócrata y luego como independiente.
Boyd ha escrito varios libros más sobre España, entre los que destacan Sabbatical Year, Collins, 1959; Madrid & Central Spain, Collins, 1975; The Radical Challenge, André Deutsch, 1983; The Essence of Catalonia, André Deutsch, 1988; The Sierras of the South, HarperCollins, 1992 y The Social Market and the State, Profile Books, 1999. Su única obra publicada en castellano ha sido De Ronda a las Alpujarras. Viajes a caballo en los sesenta por el sur de España (Editorial La Serranía, 2007).
Ha vivido sus últimos años junto a su segunda mujer, Hilary Bardwell, conocida como Hilly, con quien se había casado en segundas nupcias en 1977, madre del célebre escritor inglés Martin Amis, en su casa de La Indiana, a poca distancia de Ronda. Su hijo James vive y trabaja en España.
A Alastair Boyd yo quisiera agradecerle, muy especialmente, su amor por esta tierra y su compromiso, a veces arriesgando mucho, con el medio natural de la Serranía, con nuestros ríos y con nuestro paisaje, que es la principal riqueza de la Serranía de Ronda y que es tarea de todos conservar. Quisiera reconocer su labor de lucha y compromiso por la Serranía de Ronda, que siempre estará en deuda con él. Descanse en paz.

sábado, 21 de marzo de 2009

Acinipo y su competidor

Al teatro de Acinipo le ha salido competidor.



Os invito a visitar Acinipo, para descubrir que a la fachada del teatro le ha salido un competidor, en forma de edificio destinado a bodega. Llevaros la maquina de foto para ilustrar tamaña aberración contra nuestro patrimonio cultural.

Tengo 60 años y desde mi adolescencia he subido infinidad de veces hasta las gradas del teatro de Acinipo. No era ya, el encontrarme en un lugar histórico de tanto calado, como es el viejo asentamiento de nuestros antepasados, cargado de tanta raigambre histórica, más bien era poder contemplar el espectáculo natural panorámico del paisaje del entorno, que desde arriba se divisa a nuestro alrededor. Para entender Acinipo hay que entender su paisaje.

El otro día fui con un grupo de amigos y clientes a visitar Acinipo, de la cual llevábamos hablando (y yo presumiendo y ponderando su importancia) dos días. Hablamos de las excavaciones arqueológicas en marcha, de las publicaciones recientes, del trabajo e interés de dirección de Bartolomé Nieto, de las acciones de la Junta de Andalucía por poner en valor este y otros yacimientos, de mi amigo Javier Verdugo, Jefe de Servicio, en la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura, del futuro Centro de Visitante para una mayor compresión de la historia de la ciudad romana, de la importancia como recurso cultural dentro de un destino turístico más amplio, etc.

Geológicamente tan característica e identificable en la distancia, la Mesa de Acinipo es visible desde cualquier punto alto de la Serranía. Cuando subimos a cualquiera de las cimas (Palo, Ventana, etc.), desde las distintas Sierras que conforman el Karst de Grazalema o desde muchos de nuestros puertos, divisamos incluso el frontal del teatro.

Nos quedamos perplejos al ver el adefesio de edificio que estaban construyendo, delante de la Mesa de Acinipo y junto al cruce de Setenil y nuestra Ronda romana. Es increíble el daño estético que produce el impacto visual desde lejos (visto viniendo de Setenil, Montecorto o Ronda). El que autorizó la obra de la Bodega (que supongo que serán nuestras autoridades municipales) "deslumbra y destaca" por el respeto que le merece uno de los símbolos mas emblemáticos y poderoso que tiene Ronda. Mis amigos se llevaron las manos a la cabeza ,y, yo, me sentí avergonzado. Camino de regreso,en el coche todos manteníamos un ruidoso silencio...

Una de las formas de turismo emergente es la enología -consistente en la visita a una bodega, sus viñedos, cata de sus vinos, su adquisición, etc.- y en la Comarca de la Serranía de Ronda, una vez impulsada la recuperación de sus viñedos, se están obteniendo buenos caldos. Es una actividad en desarrollo y me parece muy bien, pero por favor, que no sea en detrimento de nuestro patrimonio histórico. Antes que las nuevas formas del llamado turismo emergente, está el turismo cultural y sostenible.

Hace ya algún tiempo, permitieron la construcción de otra bodega, bajo los cortados del perímetro de Acinipo. Desde entonces, mi amigo Guy Hunter Watt, o Antonio el farmacéutico, etc. y todos los vecinos de la zona, desde el atardecer, soportan la luz que se encienden durante la noche para alumbrarla, como si fuera un campo de futbol en un día de partido. Otro atentado contra nuestro Patrimonio Cultural y medio ambiental (no olvidar la colonia de buitres leonados). Sin embargo, se torpedeó un Proyecto de Desarrollo Sostenible que elaboraron los vecinos de la pedanía cercana de Puerto Saúco, tan necesario y en consonancia con la ciudad romana de Acinipo, y a imagen y semejanza del que está funcionando en la también romana Almedinilla (Córdoba).

Cualquier ciudadano puede emprender la ingente tarea de recuperar nuestros vinos -por cierto que ya aparecía la vid en las monedas de Acinipo- y no seria lógico oponerse a dicha acción empresarial. Más bien se trata, de entender que la administración debe velar por nuestros recursos patrimoniales y culturales, su protección y conservación, de cara a las futuras generaciones, modo de entender que en este caso no es así.

No se si la bodega de abajo y la de arriba están en lo mismo. Algún interés debe existir -no quiero ser mal pensado- para situar tan "estratégicamente" el edificio de la nueva bodega. Convendría preguntarse: ¿quien o quienes, son los propietarios de la bodega? ¿o de la empresa tan emprendedora y diligente? ¿quien o quienes, han autorizado y concedido permiso para tal emplazamiento? ¿quien firma el proyecto o estudio de arquitectura, tan respetuoso con el medio ambiente y el patrimonio? ¿las autoridades administrativas locales han inspeccionado el lugar? ¿lo han visto? ¿han odio hablar de contaminación visual? ¿estudio de impacto? etc.

No podíamos haber cometido un atentado mas insólito contra nuestro Patrimonio Cultural, o, a lo mejor es qué lo que interesa a nuestra administración es defender otros tipos de patrimonios bien distintos. Creo, y cada vez estoy más convencido, que esto en vez de ser un clan de catetos, es mas bien, un clan de ignorantes e indolentes.

Existen personas sensibilizadas por la protección, recuperación y puesta en valor de nuestro Patrimonio Cultural y Etnográfico, pero me indigna que otras, desaprensivos terroristas de nuestra riqueza patrimonial, caminen junto a ellas.

El vino, el buen vino, sirve para unir a la gente, las buenas gentes, en este caso "ese vino" más que un amigo es un "enemigo". Desde luego no recomendaré -todo lo contrario- los "malos" vinos de la bodega en cuestión.

Ahora cuando nos aproximamos a Acinipo, no es el teatro lo primero que podemos contemplar a lo lejos. Es el edificio de la Bodega. Lamentablemente, no podré enseñársela a mis nietos... tal como yo la descubrí.

Te ruego que si el tema te interesa, le des publicidad y concretes tu disconformidad mediante correo electrónico a la Delegación de Obras del Excmo. Ayto de Ronda.

Saludos cordiales.
Ángel Martínez

lunes, 16 de marzo de 2009

Extracto de los Estatutos

ANAGRAMA DE LA ASOCIACION

SPQR es el acrónimo de la frase latina Senatus Populus-Que Romanus, cuya traducción es "el Senado y el Pueblo Romano". Existen dos versiones acerca significado del acrónimo, dependiendo de la declinación de la última sigla, la R, que podría declinarse como Romanus (pueblo romano) o Romæ (pueblo de Roma), siendo estas dos formas las más comunes. Optamos por la primera, ya que aparece en la Columna Trajana y éste emperador Trajano era nacido en Itálica. Por otro lado fue el emblema de los estandartes de las legiones romanas. Entendemos que ambos significados, la traducción de Senado y Pueblo y que fuera el emblema de las legiones romanas, entroncan con la filosofía de lo que debe ser la Asociación: ciudadanos y profesionales unidos en la salvaguardar activa, como estandarte de su interés por preservar el rico patrimonio que nos legaron y la historia que escribieron, los hombres y mujeres que nos precedieron en el territorio. Al acrónimo se le añade la palabra Acinipiense, por Acinipo, lugar emblemático que dio lugar al nacimiento de esta asociación, quedando el acrónimo de la siguiente forma SPQR-Acinipiense.

SPQR-Acinipiense

¿QUÉ ES LA ASOCIACIÓN?

Es una asociación constituida al amparo de la legalidad vigente. Esta Asociación nace de nuestra necesidad de establecer un compromiso con nuestra historia, nuestro patrimonio y nuestra tierra, y para ello queremos recoger la herencia de quienes nos han precedido, de quienes nos consideramos deudores y nos honraría que nos consideraran sucesores.

Esta formada por mujeres y hombres de los más diversos ámbitos profesionales (empresarios, catedráticos, universitarios, poetas, productores, economistas, profesores, deportistas, arquitectos, diseñadores, abogados, estudiantes, arqueólogos, relacionistas públicos, escritores, agricultores, etc.) que planteamos la necesidad de un foro en el que tengan cabida quienes, unidos por el común espíritu de la admiración, evocación y respeto a nuestro Patrimonio Histórico, estén dispuestos a esforzarse por potenciarlo decididamente y difundir sus valores culturales, así como a protegerlo.

Al mismo tiempo, queremos brindar a las distintas administraciones públicas un instrumento de apoyo y colaboración en el objetivo común de la Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Paleontológico, haciéndose extensible también a la figura del Patrimonio Geológico, hitos y georrecursos y todas aquellas actuaciones que redunden en beneficio de los mismos.

Sólo con el apoyo de todos, conseguiremos convertir el patrimonio histórico de la Serranía de Ronda y la Sierra de Grazalema, en un centro de irradiación cultural que permita a la ciudadanía un mejor conocimiento del mismo, algo inviable en estos momentos por el desordenado y deficiente estado de conservación arqueológica y la descontextualización y dispersión de sus bienes, repartidos en museos y colecciones particulares, que lo convierten en difícil lectura y comprensión pese a su fuerte poder de convocatoria.


NUESTRO ÁMBITO GEOGRÁFICO

La Asociación concentra sus esfuerzos en el ámbito geográfico de la Serranía de Ronda y Sierra de Grazalema. No obstante como la forman y componen mujeres y hombres con especial sensibilidad por nuestra riqueza patrimonial, el ámbito geográfico señalado nunca será limitativo, pudiendo esta asociación sumarse a otros colectivos en defensa del patrimonio dentro y fuera de Andalucía.

No obstante, sólo con el apoyo de todos, de sus habitantes y de los que se sientan identificados con las particularidades del territorio, conseguiremos convertir el patrimonio histórico de la Serranía de Ronda y la Sierra de Grazalema, en un centro de irradiación cultural que permita a la ciudadanía un mejor conocimiento del mismo, algo inviable en estos momentos por el desordenado y deficiente estado de conservación arqueológica y la descontextualización y dispersión de sus bienes, repartidos en museos y colecciones particulares, que lo convierten en difícil lectura y comprensión pese a su fuerte poder de convocatoria.


OBJETIVOS DE LA ASOCIACION

a) Crear un foro de conversación, debate y puesta en común sobre el patrimonio y las cuestiones que lo afectan directa o indirectamente.

b) Colaborar con la administración, entidades privadas y otros colectivos sociales en todo aquello relacionado con el patrimonio en sus distintas manifestaciones.

c) Impulsar la investigación histórica y arqueológica.

- Apoyar la creación de un centro de investigación y documentación.
- Contribuir a difundir las investigaciones a través de publicaciones.

d) Promover la difusión del patrimonio histórico de la Serranía de Ronda y Sierra de Grazalema

- Facilitar que la investigación trascienda a toda la sociedad a través de comunicaciones asequibles.

- Dar a conocer el Patrimonio de la Serranía de Ronda y Sierra de Grazalema a través de las nuevas tecnologías.

e) Celebrar actividades científicas y culturales (exposiciones, conciertos, lecturas poéticas, programas audiovisuales, etc.). Conmemoración de hechos relevantes relacionados con nuestro patrimonio y el espacio geográfico de la Asociación.

f) Posibilitar a los socios el acceso al patrimonio histórico y arqueológico, especialmente de nuestra región, organizando visitas y viajes de estudio a lugares de interés.

g) Velar por la imagen de nuestro Patrimonio, atendiendo al tratamiento que de él efectúan las entidades responsables de su conservación, protección y desarrollo.


FINES DE LA ASOCIACION

Son fines de la Asociación promover, estimular y apoyar cuantas acciones, en los términos más amplios, tengan relación con la misión y actividad de la Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Histórico, Arqueológico, Paleontológico, haciéndose extensible también a la figura del Patrimonio Geológico y a nuestros georrecursos, especialmente aquellos que aparecen en la propuesta de Monumentos Naturales para el espacio de la Serranía de Ronda y Sierra de Grazalema.

También son fines de la Asociación promover, estimular y apoyar cuantas acciones, en los términos más amplios, tengan relación con su misión y actividad en particular:

1.- Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Paleontológico, haciéndose extensible también a la figura del Patrimonio Geológico y a nuestros georrecursos.

2.- Organizar y participar en actos y jornadas relacionadas con el patrimonio histórico que contribuya al mejor conocimiento por parte de los ciudadanos de nuestra riqueza histórica y patrimonial.

3.- Difundir a través de publicaciones, en sus distintos formatos, investigaciones y opiniones sobre el patrimonio histórico.

4.- Participar en grupos de investigación que tengan por objeto el patrimonio histórico y la museología en ámbitos locales, regionales, nacionales e internacionales.

5.- Impulsar ante la sociedad la conciencia de la riqueza del patrimonio histórico andaluz y la necesidad de contar con profesionales específicamente formados que garanticen su adecuada conservación, protección, documentación, gestión, investigación y difusión.

6.- Asesorar y cooperar con los organismos nacionales e internacionales en el desarrollo y cumplimiento de la legislación relacionada con el patrimonio histórico.
7.- Ofrecer a los organismos responsables de la tutela y conservación del patrimonio histórico propuestas y estudios tendentes a la mejora del conocimiento del patrimonio.
8.- Promover la presencia de Conservadores de Patrimonio Histórico y de Museos en las estructuras administrativas de las distintas Administraciones Públicas con el fin de garantizar y facilitar la gestión y tutela del patrimonio histórico en las políticas transversales que desde los poderes públicos se impulsen y puedan afectar a sus valores.

9.- Intercambiar información y difundir el trabajo de los profesionales del patrimonio histórico y de museos, promoviendo reuniones científicas y participando en congresos y coloquios de interés profesional.

En cualquier caso, se hace expresa mención de que la Asociación no tendrá fines lucrativos.

LOS SOCIOS

Puede ser socio cualquier ciudadano/a que así lo estime y lo solicite. Los socios pueden ser:

a) SOCIOS NUMERARIOS: Aquellas personas que soliciten su pertenencia a la Asociación, sean aceptados como tales por los órganos correspondientes de la misma, y cumplan los requisitos establecidos por los estatutos.
b) SOCIOS DE MÉRITO: Aquellas personas físicas y jurídicas que, por sus cualidades, designe la Junta Directiva.
c) SOCIOS PROTECTORES: Las personas físicas y jurídicas que la Junta Directiva admita con tal carácter.

La Junta Directiva podrá establecer otras formas de colaborar y adoptar la decisión de que existan diversos tipos de colaboradores de la Asociación.

Las personas jurídicas nombrarán a las personas físicas que en la Asociación les representarán.

¿COMO FUNCIONA?
Al igual que otras asociaciones funcionará de acuerdo a los objetivos y fines marcados en sus Estatutos. La Asamblea de socios aprobará los planes y proyectos que presente el Presidente y la Junta Directiva de la Asociación, en los cuales cualquier socio podrá colaborar en la medida que estime necesario y crea conveniente.
Hoy, las nuevas tecnologías permiten la información, colaboración, participación, movilización, etc. lo cual permite mayor conexión y capacidad de participación entre los socios de cualquier colectivo, para exponer ideas, proyectos, colaboraciones o denuncias para su debate y toma de decisiones.
¿QUE TIPOS DE ACTIVIDADES ORGANIZA LA ASOCIACIÓN?
Jornadas, seminarios, visitas, publicaciones, concentraciones, colaboraciones, exposiciones, estudios, proyectos, excursiones, etc. de acuerdo con los objetivos y fines de la asociación.
¿CÓMO EJERCER LA DEFENSA DEL PATRIMONIO?
Fundamentalmente velando por el patrimonio en cuestión y ejerciendo nuestra obligación ciudadana, de acuerdo con la legislación vigente, a poner en conocimiento de la administración correspondiente, cualquier atentado contra el mismo. El abanico de hechos a denunciar, por desgracia, bastante amplio, para la Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Paleontológico, haciéndose extensible también a la figura del Patrimonio Geológico, hitos y georrecursos y todas aquellas actuaciones que redunden en beneficio de los mismos. Incluyendo tanto el patrimonio material como el inmaterial: castillos abandonados, ermitas en estado ruinoso, yacimientos arqueológicos expoliados, tráfico ilegal de bienes muebles, parajes naturales descuidados, tradiciones culturales en peligro de desaparición, etc. Cuando se hace necesario, la asociación se convierte en una red de apelantes, se ponen de acuerdo sus socios para enviar acciones epistolares de denuncia a diferentes autoridades con responsabilidades en temas de Patrimonio Histórico y Medio Ambiente. Igualmente podrá colaborar con otras asociaciones similares en la defensa del Patrimonio dentro y fuera de nuestro territorio cuando se nos demande por otras asociaciones.
Con dichas misivas se pretende mover a estas autoridades a actuar en la materia objeto de preocupación, bien para proteger o restaurar determinados monumentos del patrimonio histórico, parajes abandonados a su suerte o que han sido objeto de expolio o agresiones de todo tipo, o bien para prevenir eventuales amenazas que puedan afectarles en un futuro próximo.

ÓRGANOS DE GOBIERNO DE LA ASOCIACIÓN

Asamblea General
JUNTA DIRECTIVA
PRESIDENTE Junta directiva
10 Vocales

ASAMBLEA GENERAL.-
La Asamblea General, integrada por los socios, es el órgano supremo de la Asociación y se reunirá con carácter ordinario al menos una vez al año, dentro del primer semestre. La Asamblea General podrá nombrar hasta un 40% de los miembros de la Junta Directiva de entre los socios protectores.


JUNTA DIRECTIVA
La Asociación será administrada por la Junta Directiva, compuesta por un Presidente, dos Vicepresidentes, un Secretario, un Vicesecretario, un Tesorero y diez vocales como máximo.


PRESIDENTE Francisco Giles Pacheco
El Presidente de la Junta Directiva asume la representación legal de la misma y de la Asociación, con facultad para delegar y tiene las siguientes atribuciones:
1º Ordenar la convocatoria de la Asamblea General, tanto Ordinaria como Extraordinaria.
2º Convocar las reuniones, fijar el orden del día, y proponer los acuerdos de la Junta Directiva.
3º Presidir las sesiones que celebre la Asamblea General y la Junta Directiva.
4º Suscribir junto con el Secretario las actas de las reuniones de la Asamblea General y la Junta Directiva así como las certificaciones que expide el Secretario.
5º Ordenar los pagos acordados válidamente.
6º Resolver, en caso de urgencia y con carácter provisional, los asuntos que sean de la competencia de la Junta Directiva, a quién deberá dar cuenta en la primera sesión que celebre.
7º Delegar las anteriores atribuciones en los Vicepresidentes o en su caso, en cualquier otro miembro de la Junta Directiva.


VICEPRESIDENTE 1º.-
Coordinar, impulsar y promover cuantas actuaciones sean necesarias para la obtención de patrocinios, ayudas y fondos convenientes para el logro de los fines de la Asociación.


VICEPRESIDENTE 2º.-
Coordinar, impulsar y promover cuantas actuaciones sean necesarias para el impulso y mejora de las investigaciones científicas, para la difusión y general conocimiento del conjunto del Patrimonio Histórico, para la Defensa, Protección, Conservación y Divulgación del Patrimonio Arqueológico, Paleontológico, haciéndose extensible también a la figura del Patrimonio Geológico y a nuestros georrecursos

SECRETARIO
VICESECRETARIO
TESORERO

VOCALÍAS: ARQUEOLOGIA, PALEONTOLOGIA, GEOLOGIA, ESPELEOLOGIA, MEDIOAMBIENTE Y ECOLOGIA, DEFENSA Y PROTECCION, PROMOCION Y DIVULGACION, PUBLICACIONES, EVENTOS Y COMUNICACIONES, RELACIONES PÚBLICAS E INTERNACIONAL, WEBMASTER

ANEXO
PERSONAS Y COLECTIVOS JUNTA PROMOTORA PROVISIONAL
Presidente:
Francisco Giles Pacheco.- Arqueólogo, Museo Puerto de Santa María.

Ángel Martínez.- Empresario, Asociación Cultural Valle del Guadiaro (Montejaque)
Manuel Casillas.- Colectivo Cultural Giner de los Ríos (Ronda)
José Lorenzo.- OIKOS, Observatorio Andaluz para la Economía de la Cultura y el Desarrollo
Bartolomé Nieto.- Arqueólogo municipal (Ronda)
Antonio Santiago Pérez.- Arqueólogo, Archivo de Jerez de la Frontera, AEQUA
José María Gutiérrez.- Arqueólogo, Director Museo de Villamartin
Manuel Bernal.- Ingeniero. Espeleoclub Karst
Joaquín Rodríguez Vidal.- Catedrático de Geodinámica Externa. Universidad de Huelva.
Clive Finlaysson.- Gibraltar Museum (Gibraltar)
José A. Berrocal.- Presidente de la FAE (Villaluenga del Rosario)
Ana xxxxx.-Técnico Desarrollo Rural (Puerto Saúco-Ronda)
Guy Hunter Watt.- Escritor y empresario (Montecorto)
Luis Cobos.- Arqueólogo.- Centro de Interpretación (Zahara de la Sierra)
Juan Torroba.- Silvema, Aldea Algaba (Ronda)
Andrés Rodríguez.- Biólogo, ex Director Parque Natural Sierra de Grazalema (Ronda)
José Suárez.- Arqueólogo Málaga
Javier Soto Portella.-
...


Colectivos:

AEQUA-GAC Grupo Andaluz de Cuaternario
Federación Andaluza de Espeleología
BAETICA NOSTRA
Colectivo Cultural Giner de los Ríos
Grupo Giex
Asociación Cultural Valle del Guadiaro
Posada del Fresno
Aljibe Actividades en la Naturaleza
CILNIANA
Grupo ETES
...